Diferencias entre un equipo nuevo y un equipo reacondicionado

     Un equipo nuevo es aquel que nunca ha sido utilizado y se encuentra en su estado original de fábrica. Por otro lado, un equipo reacondicionado es aquel que ha sido utilizado previamente y ha sido restaurado a un estado cercano al de un equipo nuevo.

  • Estado: Un equipo nuevo se encuentra en su estado original de fábrica, sin haber sido utilizado previamente. Un equipo reacondicionado ha sido utilizado previamente y ha sido restaurado a un estado cercano al de un equipo nuevo.

  • Precio: Un equipo reacondicionado generalmente tiene un precio más bajo que un equipo nuevo. Esto se debe a que ha sido utilizado previamente y se vende a un precio reducido.

  • Garantía: Los equipos nuevos generalmente vienen con una garantía del fabricante que cubre cualquier defecto de fábrica. Los equipos reacondicionados también pueden tener una garantía, pero esta puede ser menor que la garantía de un equipo nuevo.

  • Calidad: En general, los equipos nuevos tienen una calidad superior a los equipos reacondicionados. Esto se debe a que los equipos nuevos no han sido utilizados y no tienen desgaste, lo que significa que su vida útil puede ser más larga que la de un equipo reacondicionado.

  • Disponibilidad: Los equipos nuevos están siempre disponibles en el mercado, mientras que los equipos reacondicionados pueden tener una disponibilidad limitada. Esto se debe a que dependen de la disponibilidad de equipos usados que puedan ser restaurados.

         Un equipo nuevo es un producto sin uso previo y en su estado original de fábrica, mientras que un equipo reacondicionado ha sido utilizado previamente y ha sido restaurado para su venta. Ambos tienen sus ventajas y desventajas, por lo que es importante considerar las necesidades y presupuesto al elegir entre ellos.
Scroll al inicio